Jueves, 21 Julio 2016 11:01

CICATRICES EN EL ALMA (REKOCHO ASIPAIMA)

Escrito por Claudia Penagos Duarte/ Estudiante Ciencias Sociales Uniamazonia

“El conflicto armado un elemento que destruye culturas, familias, personas y hasta la integridad humana”. Estas son las palabras de una gran mujer indígena colombiana, perteneciente a la cultura Coreguaju, a quien llamaremos "Elvira", por razones de seguridad.

Cuando ella era una niña de tan solo (13) trece años de edad, el conflicto armado afecto su vida. Elvira vivía en Jácome, (un pequeño resguardo indígena de San Antonio de Getuchá), con su familia.

 

A pesar de la pobreza y de las necesidades,  su familia era feliz ya que existía la paz, se podía respirar tranquilidad y gozaban de salud. Pero toda esta tranquilidad se acabó una noche, cuando Elvira salió sola como de costumbre pues a ella le gustaba “adorar el cielo y observar las estrellas”, ya que había escuchado historias indígenas sobre el cielo y su mayor anhelo era observar como una estrella fugaz se encontraba con otra formando una iluminación tal o mayor a la luz de la luna.

Ella estaba acostada en una roca, cuando un hombre blanco perteneciente al frente quince de las Farc se acercó a ella,  la domino con un arma y abusó sexualmente de ella. Este acto convirtió a Elvira en una mujer fría, callada, su mirada se distancio pues ya no podía ver fijamente los ojos de su familia, ya que se sentida sucia y deshonrada. Así paso el tiempo y su madre no podía entender como su niña, había cambiado de la noche, a la mañana  hasta que un día la observo fijamente y ve que el vientre de su pequeña había crecido, ella muy preocupada se dirige hacia su esposo y le comenta sus dudas.

Su padre habla con ella de lo sucedido, es entonces cuando Elvira llorando le cuenta lo sucedido. Su padre, muy enojado le reclama al comandante del frente quince de las Farc, el cual en medio de su ignorancia decide dispararle en la frente y en el pecho sin medir ni una sola palabra.

Fue duro para esta familia asimilar la perdida de este ser querido, pero se refugiaron en el hijo de Elvira, ese pequeño que a pesar de la violencia con la cual fue concebido, llego a este mundo para alegrar el corazón de esta familia.

Así paso el tiempo hasta que su pequeño cumple (12) doce años de edad, cuando es reclutado por el frente quince de las Farc, poniendo en las manos de un niño inocente un fusil, obligándolo a batallar una guerra que no le pertenecía. Son dos (2) años de sufrimiento para esta familia. Una noche Elvira se entera de que el frente quince de las facr está cerca del resguardo indígena y que su hijo se encuentra con vida, al saberlo se infiltra en la guerrilla,  logrando así rescatar a su pequeño de este conflicto armado llevándolo  al resguardo, pero corre con la mala suerte de que el comandante se entera e inicia una persecución en contra de la familia de Elvira, enviando al resguardo un grupo de hombres con la orden de matar a toda esta familia. Antes de que estos hombres llegaran al resguardo, ya ella había partido con su hijo para la ciudad de Florencia con el fin de encontrar una mejor vida, dejando atrás a su madre y a sus dos hermanas, pues no podían partir con ella por la situación económica y por motivos de salud, ya que su madre  se encontraba muy enferma. Esa misma noche, llegaron estos hombres enviados por el comandante del frente quince de las farc acabando con la vida de estas tres mujeres indígenas.

Elvira se entera de lo sucedido al mes, cuando una tía de ella se desplaza por la violencia, la ubica y le cuenta lo sucedido. Esta noticia la destrozó porque su madre y sus dos hermanas, eran muy importantes para ella, convirtiendo a su hijo en su mayor fortaleza. Fue duro iniciar esta nueva vida, ya que no recibió apoyo del gobierno, y además el pequeño tenía un trauma psicológico, por todo lo vivido, así enfrentándose sola a una nueva cultura y dejando atrás la de ella.

Actualmente trabaja con una pareja de psicólogos como empleada doméstica, está totalmente agradecida con ellos, pues aparte de que le dieron empleo, ayudaron a su hijo con el trauma.

Aún con el tiempo que ya ha pasado, ella refleja en su cara una gran tristeza,  no ha olvidado todas esas atrocidades por la cual tuvo que pasar, su corazón guarda cicatrices y no perdona a los que le hicieron daño, no puede liberar tanto odio, está de acuerdo con el proceso de paz, pero no con que este grupo tenga tantos privilegios en este ya que es mayor el daño que han hecho que las causas de su lucha. 

Esa lucha que suena incoherente, tantas muertes, tanta violencia, tantas masacres, por una causa que al final se desconoce.

 

 

 

 

Visto 341 veces

¿QUÉ OPINA DE CAQUETÁ MEMORIA Y PAZ?

Nos interesa saber qué tipo de contenidos quisieran ver en Caquetá Memoria y Paz, por eso los invitamos a votar por alguna de las siguientes opciones:

Contenidos que destaquen la cultura de la región. - 25%
Historias de vida de personas que han dejado un legado para Caquetá - 37.9%
Historias sobre la sostenibilidad ambiental y el turismo en Caquetá. - 7.8%
Relatos sobre mujeres y género. - 15.5%

ESTA PÁGINA CUENTA CON EL APOYO DE:

Este sitio web fue diseñado gracias al apoyo del Centro Nacional de Memoria Histórica, a través de su programa de Alfabetizaciones Digitales y del Programa de Fortalecimiento Institucional para las Víctimas, que cuenta con el apoyo financiero de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el apoyo técnico de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Los contenidos y las opiniones expresadas en este sitio web son responsabilidad de sus autores y de las organizaciones participantes, y no necesariamente reflejan las opiniones del CNMH, de USAID, del Gobierno de Estados Unidos de América o de la OIM.

 

GESTORES DEL SITIO:

El sitio web fue creado como una iniciativa digital para la visibilización de iniciativas de memoria, organizaciones sociales y de víctimas del conflicto armado en Colombia. Para conocer a los gestores puedes hacer clic en aquí. Para descargar las Políticas de publicación puedes hacer clic en el siguiente enlace:

POLÍTICAS DE PUBLICACIÓN